Hong Kong mujeres buscar

Resumen de toda la Izquierda.

2017.09.02 23:39 SubotaiKhan Resumen de toda la Izquierda.

ADVERTENCIA: Este thread es largo, y no cuenta con un TL;DR al final. Lo siento mucho :(
EDIT: Me estan haciendo responder en el nombre del socialismo a sus preguntas, que me hace pensar que cuando haga un post sobre la derecha me van a hacer defender a Hitler y a Pinochet.
A raíz de mi thread anterior de politica, varios usuarios me preguntaron por mensaje privado mas info sobre corrientes socialistas. No soy socialista, pero supongo que un socialdemócrata puede cooperar de todas formas con aquellos que quieran saber mas. Así que me tome una semana en armar este thread. Mi idea es hacer posteriormente uno similar sobre la derecha, y si alguien quiere cooperar en ello, bienvenido sea.
Tomen este thread a modo de enciclopedia, no hace falta leérselo todo. Pero agradecería que antes de criticar o sugerir algo, lo lean. Ya me paso con el thread anterior que varias personitas lo criticaron sin haberlo leído, y me saco de quicio.
Le faltan algunas ideologías muy regionales, como por ejemplo Guevarismo, Polpotismo, Castrismo y otras ideologías eponimas. Pero seria ya demasiadoooooo trabajo D:
Agarren sus ushankas, sus botellas de vodka y pan relleno, que esto es laaaargo.
MARXISMO.
Este thread tiene que empezar con Marx. Y si sos de centro o de derecha y estas ya revolviendo los ojos, quédate un poco conmigo que puede que encuentres algunas cosas en la que vas a estar de acuerdo con Marx, y podes seguir siendo un cerdo burgués imperialista neoliberal menemista nazista neofascista después de todo.
Carlos Alias “el Barba” Marx leyó por mucho tiempo al filósofo conservador Hegel, de que le robo algunas ideas. (No sería el único filosofo bigotudo alemán que haría lo mismo. Nietzsche le robaría a Hegel su famosa frase de “Dios esta muerto”)
Que decía Hegel? Bueno, proponía algo llamado “dialéctica”, que sostiene que cosas como los pensamientos filosóficos van siendo moldedados por dos fuerzas opuestas. Primero tenemos una tesis, después una antítesis que rechaza la primera formulación, y finalmente la síntesis, es decir, la convergencia de estas dos fuerzas. Si uno mira la filosofía desde sus inicios hasta la contemporaneidad, puede notar que usualmente existía alguien que proponía, por ejemplo, que el conocimiento de la realidad solo puede ser obtenido por medio de la razón (Racionalismo de Descartes), a lo cual le siguieron gente que decía que la realidad solo se entiende gracias a la experiencia de cada uno (Empirismo de Hume), pero posteriormente, venia algún filosofo que conciliaba estas dos ideas, como era Kant, diciendo que ambas se complementaban.
Esta lucha de opuestos es la que toma Marx para su idea de la lucha de clases, la tesis es la clase opresora, la antítesis es la clase oprimida, y la síntesis es el resultado de esta lucha, una nueva sociedad producto de la revolución.
Y Marx utiliza la historia para explicar este fenómeno, a lo cual se le llama Materialismo histórico. Patricios y plebeyos, nobles y burgueses, burgueses y proletariado. Sus luchas provocaron el fin del dominio de la clase dominante según lo decía Marx.
Bueno, pero porque lo llama materialismo?
Materialista no significa que le gusta la plata y los regalos caros. No. Significa creer que la sociedad sienta sus bases en la clase de economía que una sociedad tiene. Si tu medio de producción es el feudalismo, vas a tener familias de 20 personas viviendo todos en una casa y trabajando la tierra para mantener al señor feudal y poder cosechar lo suficiente para la familia. Si tenes un sistema industrial, no vas a necesitar tanta gente, puede que con que solo trabaje el hombre de la casa basta, mientras la mujer se queda con los chicos criándolos para que puedan ser trabajadores en el futuro. En definitiva: Los medios de producción son la razón por la cual una sociedad es como es, la economía (la infraestructura como lo define Marx) define a la sociedad y la política (superestructura).
Es entonces, que con la dialéctica histórica, los oprimidos vencerán a los opresores. Esta es la evolución de la historia, de manera tal que el proletariado (proletariado viene de proles, es decir, que su única función en la vida es reproducirse para añadir más mano de obra) va a levantarse en contra del sistema, tal como hizo la burguesía contra la nobleza en la revolución francesa.
Marx no se lo podría definir como un “activista”, como una simple persona que le daba pena la gente trabajadora y por eso escribía las cosas que escribía. No, Marx era un sociólogo y filósofo, un científico de las ciencias sociales, que sostenía que todo esto era natural, el socialismo no es una fuerza opositora al capitalismo, sino el resultado de este. De esta manera sostiene que la gran revolución socialista no ocurriría en la Rusia Zarista, un imperio que en aquel entonces era una sociedad feudal, sino en Inglaterra, máximo exponente del capitalismo. En algún momento, por culpa de las contradicciones del mismo capitalismo, el sistema colapsaría, y de ahí se tornaría la sociedad capitalista en socialista, y posteriormente en una comunista. (Para saber la diferencia entre esos dos términos y como es que la revolución rusa surgió entonces, seguí leyendo)
Carlitos también nos da otros conceptos, como la plusvalía. Esta sería la ganancia que se queda el burgués, descontando todo lo que costo hacer el producto. Marx se pregunta porque es el burgués quien se queda con la mayor ganancia, cuando el trabajador recibe una ínfima parte, y es el quien da su fuerza de trabajo para producir los productos. Esta situación, que Marx lo considera una distorsión de la naturaleza humana, en la que el trabajador no recibe nada de las ganancias de lo que el mismo produce, se la llama alienación, y es esta contradicción del capitalismo la que llevaría consecuentemente al fin del mismo sistema.
SOCIALISMO y COMUNISMO
Con todo esto en mente, los socialistas son un AMPLIO grupo de ideologías diferentes, todas continuadoras de una manera u otra del trabajo de Marx. Todas concuerdan sin embargo que los trabajadores deben tomar en sus manos los medios de producción. El comunismo sería que, en virtud de que los trabajadores mismos controlan todo, la existencia del Estado se vuelve superflua, y entonces desaparecería el Estado debido a su inutilidad, no solo desaparece el Estado, sino las clases sociales y el dinero. Como lo dije en el anterior thread, NUNCA existió un Estado Comunista, porque sería un oxímoron, como decir un Estado Anarquista o una república monárquica.
Esta transición llamada socialista, del sistema capitalista al comunista es lo que sostienen todos los marxistas clásicos. Sin embargo, ciertos movimientos anarquistas de izquierda sostienen que no debe o se requiere tal transición, con una revolución basta.
LENINISMO: Como imagino que se darán cuenta, es originado en el pensamiento de Lenin en la primera etapa de la URSS, y como deben saber, la revolución rusa no fue formada por medios pacíficos, sino con el uso de la fuerza. Esta corriente cree en una democracia centralista. ¿Que es esto? La idea de que las opiniones y decisiones políticas nacen del consenso absoluto, y no de la deliberación individual de cada uno, y todos deben seguir esta idea acordada. ¿Cómo se alcanza un acuerdo? Por medio de la concientización de clase, de instruir a los proletarios en su lucha, tarea que debe ser realizada por el partido de la vanguardia, la clase política más avanzada y concientizada que instruye, pero no lidera, a los menos instruidos.
-Historia resumida: Lenin esta por morir, y deja la Unión Soviética en manos de León Trotsky, advirtiendo además de que Stalin es un sorete que hará lo que sea posible para llegar al poder. Cosa que finalmente ocurre, por lo cual León escapa a México, se pone de novio con una uniceja, y termina siendo asesinado por orden de Stalin-
MARXISMO-LENINISMO: Es la ideología que invento Stalin, que contaba con varias modificaciones que un marxista ortodoxo estaría de acuerdo. Básicamente propone dos cosas fundamentales:
1- La revolución socialista en un solo país, como contraposición a lo que Lenin y Trotsky sostienen, de una revolución internacional que derroque al capitalismo. El argumento de esta postura es que se debe consolidar el socialismo en un país, para después ayudar a la revolución socialista mundial. Esto implico que Stalin no apoyo causas revolucionarias en otros países, por eso no intervino en la Guerra del Corea. Si hubo intervencionismo ideológico en otros países, sobre todo en los países limítrofes, pero la finalidad era estratégica, era crear estado tapón (Véase la cortina de hierro​ o telón de acero) o disminuir la influencia de occidente.
2- El partido de la vanguardia debe asumir el liderazgo convirtiéndose en un sistema de partido único. Si parecía que existía una dictadura antes, ahora iba a haber efectivamente una dictadura.
De la ideología de Stalin, nace el Hoxhaísmo, que se define como continuadora, lo que le lleva a estar a favor del Maoísmo solo cuando Mao era cercano a Stalin, y volverse crítica del mismo cuando este se distancia. Además se opone contra todo tipo de revisionismo. Sostiene que cada país debe conseguir la revolución y gobierno socialista por sus propios medios. Critica a todo socialismo excepto el albano, al que lo considera el verdadero marxismo ortodoxo.
TROTSKISMO: León rechaza todo esto. Trotsky, para gran alivio del mundo capitalista, no llego al poder, porque de haberlo hecho, habría alentado revoluciones socialistas en todo el mundo, y no se habría detenido en el socialismo estatal burocrático que tenía Stalin (apodado como Estado degenerado de los trabajadores) cosa que Trotsky denunciaba como contrario al marxismo. La idea central de Trotsky es la revolución permanente, la idea de no detenerse, ni en el dónde ni el ahora, todo país capitalista debía transformarse en socialista, y los socialistas debían seguir en revolución hasta lograr el comunismo, es decir, una sociedad sin estado, dinero ni clases.
MAOISMO: La china comunista se distancia de Stalin, aunque mantiene algunos aspectos, como la idea del partido único y el socialismo en un solo país, pero estaba en contra de la centralización y del culto a la personalidad. También incluye otras ideas como la de Trotsky, la idea de una revolución permanente, que se realizó por otras revoluciones en el país
-La revolución cultural: Su finalidad era acabar con las diferencias entre las masas populares y el Partido, consistiendo en erradicar la cultura china de todas las influencias burguesas y anti socialistas, y se lo hizo de diversas maneras, como fue la destrucción de todo lo relacionado con el confucianismo, filosofía que apoyo el sino centrismo que tanto tiempo China conservó, el aislacionismo y creencia de que China es el centro del mundo, lo que género que fueran humillados por occidente en el conflicto de los Boxers y la Guerra del Opio. Esta revolución se llevó a cabo no solo quemando libros, censurando o matando gente, sino que se hizo también una migración de la población: Todo aquel intelectual, burgués, universitario y hasta funcionario político que nunca hubiese trabajado la tierra, fue obligado a trasladarse al campo para hacerlo. Además, se alentó a los jóvenes a que se opusieran a sus padres y maestros, a todas las enseñanzas de la antigua y milenaria China, se los sumó a las filas de los Guardias Rojos, quienes se organizaban para cometer actos de vandalismo (tanto de particulares como de museos, librerías e instituciones académicas) y persecución de quienes se oponían a los ideales socialistas.
-El Gran Salto hacia adelante: Proponía a diferencia de Stalin, una economía basada en la agricultura más que en la industria, y por ello se propusieron varias medidas en el país para radicalizar y llevar la revolución a los granjeros. Esto incluyó la “brillante” idea de matar diversos insectos y pájaros que consideraban una plaga, y la de producir más hierro que Gran Bretaña, y para ello se metió cualquier tipo de metal al horno, de mala o buena calidad, hierro chatarra hasta los utensilios de cocina y las herramientas de trabajo del campo. Esto, como se imaginaran, produjo hambrunas, y consecuentemente la mayor cantidad de muertes que un ser humano allá provocado. Por esta razón se dice que Mao mato más gente incluso que el Gran y todopoderoso Genghis Khan. (entre 18.000.000 y 32.500.000 personas, según distintas fuentes)
-Denguismo: Después de la muerte de Mao, Deng Xiaoping sucedió en el poder, y aunque era socialista, el proponía una mirada más pragmática a la revolución, y sosteniendo que no abandonaba la ideología de su antecesor, abrió China al mercado capitalista y lo modernizó todo, además creó el sistema de “un país, dos sistemas”, que crea esta inusual forma de gobierno que tiene hoy en día Hong Kong y Macau.
COMUNISMO PRIMITIVISTA: Se considera que las sociedades recolectoras-cazadoras no tienen jerarquías, divisiones sociales o un mercado como las sociedades capitalistas, por lo tanto, son las ideales.
COMUNISMO DE IZQUIERDA: No, no existe comunismo de derecha, solamente es un movimiento comunista que desconoce a la burocracia de los Estados socialistas (o mejor dicho, del marxismo leninismo), diciendo que esta clase de burocracia pertenece a la derecha, y que en el verdadero comunismo que sigue las ideas de Marx, se abogaría por la reducción del Estado, no su incremento. Este movimiento es influido por Rosa Luxemburgo.
Sostienen que todos estos Estados Socialistas que surgen en la guerra fría, son en realidad Estados Capitalistas. Están no solo en contra de la democracia, sino que consideran incluso a las uniones sindicales como reaccionarias o conservadoras. y por supuesto, apoyan la revolución mundial.
Una variante de esto es el Bordigismo, que estaba a favor de la democracia centralista de Lenin, y su vanguardismo, solo que este no votaria en elecciones parlamentarias, y se dedicaría a preservar los principios aceptados por los miembros, y buscar la cooperación con los demás. Ademas proponía que aunque se logre la eliminación de las clases y el estado, debería seguir existiendo una administración central no democrática que controle la sociedad, compuesta unicamente por aquellos mas aptos para el trabajo.
LUXEMBURGUISMO: Doña Rosa también se opone al nacionalismo y la represión del socialismo soviético, y está a favor de un socialismo internacional, proclamando que todos los trabajadores deben unirse y luchar contra sus opresores, haciendo en conjunto huelgas masivas. Ella propone que los trabajadores deben emanciparse ellos mismos, sin necesidad de un partido vanguardista.
COMUNISMO CONSEJISTA: Este se inspira en los escritos de Rosa Luxemburgo, y se opone a al comunismo de partido, y sostiene la creación de organismos auto organizados de la clase obrera, conscientes de su papel histórico. Esto difiere de los partidos de vanguardia, ya que el consejismo no busca dirigir o adoctrinar, sino aportar su experiencia a los obreros del mundo en su lucha contra la burguesía.
Otra distinción importante es que ellos creen en un movimiento obrero que unifique la lucha en todos los sectores de la sociedad, no solo en lo laboral, sino político, económico y social, un frente unido.
SOCIALISMO AUTOGESTIONARIO: Prominentemente en la Yugoslavia de Tito. Supone que el pueblo debe participar en las distintas comunidades cercanas a la vida cotidiana colectivizada, como los gremios, los grupos locales, las empresas (si, aceptaban la propiedad privada de medios de producción y en servicios, pero con restricciones, este sistema es social y se limita a aquello que no sean los servicios y empresas estatales.) y a niveles políticos superiores de los Estados, esto lo llama tricameralidad, o el sistema político en el que el poder legislativo se estructura en tres cámaras :
-Cámara baja o Parlamento cuyo objetivo es la representación ideológica a través de los partidos políticos.
-Cámara alta o Senado cuyo objetivo es la representación territorial en estados de tipo federativo/confederativo.
-Cámara socio-económica o laboral, cuyo objetivo es la representación laboral a través de los sindicatos.
Todas estas comunidades conforman una planificación descentralizada, opuesta al sistema burocrático soviético, e incluso se permite el capital extranjero invirtiendo en el país.
Abogaba además por una solidaridad internacionalista, en vez del internacionalismo proletario. No debe existir un dirigismo de otros movimientos socialistas, sino solidaridad con los distintos movimientos.
Entienden que el socialismo se ajusta de manera distinta a cada lugar donde se desarrolle, así que es flexible y más tolerante con otros movimientos socialistas en el mundo.
Además de Yugoslavia, este sistema se lo ve en el sionismo socialista, los kibutz que existen todavía. (Unrelated fact: Tengo una cliente israelita que vive en un kibutz. Parece bastante normal todo)
STRASSERISMO: El ala izquierdista del partido nazi que fue purgada por Hitler en la noche de los cuchillos largos. Strasser, su ideólogo, sostenía que se debía disolver no solo la sociedad capitalista, sino la industrial, proponiendo retornar al campo. También se propone la nacionalización de la economía alemana, con la finalidad de des proletarizar a la población, es decir, dejar de ser obreros para ser agricultor. Están en contra de los partidos políticos, de la censura, y a favor de un gobierno federal y centralizado.
NACIONAL BOLCHEVISMO: Realmente no puedo explicar esto. Son literalmente nazis comunistas, y Wikipedia me ayuda a penas aclarar que son.
“El nacional-bolchevismo es una corriente ideológica surgida en la década de 1920, ​como un intento de combinar la lucha social anticapitalista con el nacionalismo, tendencia que estuvo presente en diversos movimientos políticos alemanes y, en cierto modo, en determinados miembros del Partido Bolchevique ruso.
Según algunos autores, se trata de una ideología esencialmente fascista, mientras que otros lo consideran a medio camino entre el fascismo y el leninismo, ​por la combinación de su glorificación del Estado como guardián de la unificación de las tradiciones nacionales con la movilización social y el colectivismo, propios de un sistema socialista”
“El nacional-bolchevismo moderno es un movimiento dispar y a veces contradictorio, ya que se considera que integra las más diversas corrientes políticas, principalmente por las alianzas que se dieron en Rusia entre la extrema izquierda y la extrema derecha. Algunos analistas consideran el nacional-bolchevismo moderno como la expresión de la unión del neofascismo con el comunismo soviético”
Alexandr Dughin resume así al nacional-bolchevismo:
“Si liberamos al socialismo de sus aspectos materialistas, ateístas y modernistas, si rechazamos los aspectos de la Tercera Posición como el racismo y el nacionalismo corto de miras, llegamos completamente a una nueva ideología política. La llamamos la 'Cuarta Teoría Política [...] Su elaboración comienza del punto de intersección entre las diferentes teorías antiliberales del pasado (comunismo y Tercera Posición), acabando en el nacional-bolchevismo que representa el socialismo sin materialismo, al ateísmo, al progresismo, al modernismo y a las teorías de la Tercera Posición sin racismo y nacionalismo”
Funfact: El famoso ajedrecista Gary Kasparov es un dirigente del partido Nacional Bolchevique.
JUCHE: Corea del Norte. No podría llamarse ideología, ya que implica un cambio en toda la sociedad. Sostienen que las personas son responsables de su destino, y por lo tanto, son todos responsables del mantenimiento del Estado Socialista. Es sobre todo un movimiento patriótico y aislacionista, o mucho mejor expresado por el mismo Kim Il-Sung: "la independencia política, autosuficiencia económica y autodefensa militar".
Obviamente no es tan “el pueblo es el que gobierna” en la práctica, ya que Corea del Norte se gobierna bajo su Supremo Lider. Fun fact: El calendario Juche tiene su año 1 con el natalicio de Kim Il-Sung.
POSADISMO: Nuestro aporte al pensamiento socialista. Un argentino trotskista, llamado Juan Posadas, dijo que los extraterrestres estaban entre nosotros, y que estos eran mucho más avanzados que nosotros, y por lo tanto tenían una sociedad comunista, eran internacionalistas interplanetarios, ergo nuestros compañeros que nos ayudaran a lograr el comunismo mundial.
…Además de que hablan del socialismo traicionado de Trostky, y de que se requiere un nuevo orden socialista mundial, que según esta ideología está ganando terreno hoy en dia, que luchara contra el capitalismo con todo lo que tenga, incluso armas nucleares si hace falta.
SOCIALISMO DEMOCRÁTICO: Busca llegar a una sociedad socialista por medios democráticos. Varia de igual manera la definición de democracia… los más moderados creen en la democracia capitalista, mientras que otros sostienen establecer una democracia “real” por medios revolucionarios.
SOCIALISMO DEL SIGLO XXI: Actualmente en Venezuela, Nicaragua, Ecuador y Bolivia. El cambio de paradigma del siglo anterior, como la muerte del bloque comunista, hace necesario replantear el socialismo en el mundo, y es por ello surge este nuevo socialismo. Su tesis es que el camino más expedito para alcanzar la sociedad más justa a la que todos anhelamos, se consigue con una alianza entre el socialismo y el liberalismo, una vez que el socialismo haya dejado a un lado al estatismo y el liberalismo haya dejado a un lado al capitalismo.
Esta ideología se sustenta en cuatro ejes: el desarrollismo democrático regional, la economía de equivalencias, la democracia participativa y protagónica y las organizaciones de base.
Desarrollismo democrático regional: Con bloques integracionistas como el Mercosur. Aca entra también la idea del bolivarianismo y la Patria Grande.
Economía de equivalencias: Propone lo que denomina una economía de valores fundado en el valor del trabajo que implica un producto o servicio y no en las leyes de la oferta y la demanda.
Democracia participativa y protagónica: La revolución debe ser democrática, sin uso de la violencia. Y esta democracia debe ser directa o al menos semi indirecta, con plebiscitos y referendums.
Organizaciones de base: Aquellas organizaciones cercanas a la comunidad, que agrupan a las personas en pos de lograr la coordinación de las masas, descentralización y autogobierno de la sociedad.
-Con todo esto de ideologías convirtiéndose en dictaduras, uno se pregunta que paso con la idea original de Marx del Comunismo, una sociedad sin Estado. Bien, ese es el problema que tiene la izquierda y una de las muchas razones por las cuales hay tanta desunión. Algunos movimientos decidieron abandonar la idea del socialismo y se volvieron capitalistas reformados, otros son fervientes anarquistas. Estas son sus ideologias-
SOCIAL DEMOCRACIA: Básicamente es el revisionismo extremo marxista, que, viviendo en Europa, durante la Guerra fría, y viendo las cosas que la URSS hacía, decidió que el socialismo no era tan buena idea, pero seguía criticando al capitalismo. ¿Resultado? Un sistema capitalista, Estado de Bienestar, ocupándose de temas como la educación, la salud y demás. Esta ideología prosperó enormemente en Europa y fue la mejor idea que se le ocurrió a occidente para evitar que los trabajadores cayeran en el extremismo del fascismo o el socialismo.
Se lo suele llamar “capitalismo humanizado” o incluso “socialismo de derecha”, aunque en realidad no buscan en lo absoluto la destrucción del capitalismo, sino que ven en a este modelo al mejor sistema para proveer riquezas a la sociedad. Los países nórdicos son el ejemplo Nº1 de esta ideología.
SOCIALISMO LIBERTARIO: Es un termino que agrupo varios movimientos socialistas o anarquistas. Están a favor de una mínima o ninguna intervención estatal, a favor de la industria y comercio comunitario. La gente se regula sola, y es la gente quien regula el comercio. No necesariamente están en contra de la propiedad privada y el dinero, sino en contra de las empresas privadas de la misma manera que se oponen al Estado.
ANARCO COMUNISMO: Volviendo al concepto puro de comunismo. Una sociedad sin clases ni dinero, donde existe una democracia directa, una sociedad horizontal, y asociaciones de trabajadores voluntarias, y una repartición de la riqueza basado en el principio de “de cada cual, según sus capacidades, a cada cual según sus necesidades”. Difiere del comunismo clásico, ya que ellos están en contra del Estado Socialista, la revolución debe destruir el capitalismo y dar pie al comunismo, sin nada en el medio.
ANARCO SINDICALISMO: Similar al anterior. Son los sindicatos de trabajadores al poder, donde la democracia es directa y la sociedad es organizada por la industria, y no el comercio. Esta ideología propone que sean las uniones de trabajadores, y no los partidos políticos, quienes derriben al capitalismo.
ANARCO FEMINISMO: Creen que las mujeres serán finalmente libres cuando acaben con el capitalismo y el estado, expresiones de la dominación masculina, o patriarcado.
ANARCO ECOLOGISMO: No hace falta aclarar mucho, solo que muchos de ellos suelen estar incluso en contra de todo tipo de industria y tecnología, abogando por un anarco primitivismo, es decir, volver a ser una sociedad cazadora – recolectora.
ANARCO PACIFISMO: La abolición del Estado nos llevara a la paz según esta ideología, ya que es el Estado quien genera violencia, tanto como propia, como la impropia.
COLECTIVISMO: Similar al anarco comunismo, sin embargo, ellos no se oponen a la remuneración, pero creen que debe existir una propiedad colectiva de las empresas, por lo tanto, uno no podría crear una empresa con la remuneración percibida por el trabajo. Difieren entonces en que cada uno debe percibir no de acuerdo a sus necesidades, sino a su trabajo aportado.
MUTUALISMO: Aceptan el libre mercado, siempre y cuando estos sean administrados por los mismos trabajadores, y ellos sean responsables por las mismas compañías. Son reformistas y se oponen a la violencia para alcanzar la anarquía.
Porque hay tantos movimientos de izquierda? Por que no hay unidad? Es dificil de saber con exactitud porque. Mi teoria es que, debido a que el socialismo nunca logró arraigarse definitivamente, y su surgimiento nunca fue orgánico, sino por medio de la revolución, no se logró concretar la unidad. Cada corriente tiene su propia idea de como lograr esta sociedad utópica, y se reinventa acorde a las experiencias y condiciones sociales, economicas y politicas donde se desarrolla. Al capitalismo le paso algo similar en la revolución francesa, existieron varias ideologías en lucha, hubo purgas, guerras, imperialismo y todo como en el socialismo del siglo pasado, solo que sus ideas trascendieron efectivamente, y llegaron a tierras donde no existían monarcas y era mas facil ser burgués (las colonias).
El capitalismo evolucionó ahora, nunca se quedo en lo que era después de la primera revolución industrial, ya no tenemos solo proletarios, sino consumidores, distintas profesiones liberales, y un dinamismo social que evita en ocasiones el resentimiento de la clase obrera. Le es más difícil a la izquierda unirse y tener un gobierno estable como lo era antes. Puede que vivamos una revolución mundial socialista, pero como decía Marx, tal cosa iba a suceder después de que el capitalismo se viniera abajo orgánicamente, producto de sus propias contradicciones, y no porque un partido político llegue al poder proclamándose representante del pueblo.
submitted by SubotaiKhan to argentina [link] [comments]


2016.07.21 08:56 lulydelmar1 Meses para formar un gobierno de castas con 350 diputados que representan a algo más de 24 millones que ejercieron el voto. Os imagináis lo que sucedería en China con 1500 millones de personas y miles de partidos? Imposible. Cómo está formado el Gobierno Chino? Así >

Partidos Políticos
Generalidades
El sistema de partidos políticos de China se caracteriza por la dirección del Partido Comunista de China (PCCh) y la cooperación de los diversos partidos y por la asunción del poder por el PCCh y la participación de los demás partidos en el poder estatal. Los partidos democráticos son partidos amigos íntimos del PCCh y partidos partícipes del poder en unidad y cooperación con éste, en vez de ser partidos de oposición o fuera del gobierno. Los partidos democráticos comparten el poder estatal, participan en la consulta sobre la elaboración de las políticas y principios estatales de importancia cardinal y sobre los candidatos a dirigentes estatales, y toman parte en la administración de los asuntos estatales y la formulación y aplicación de los principios, políticas, leyes y reglamentos legales del Estado.
En China el PCCh y los partidos democráticos contemplan una meta de lucha común. Las condiciones nacionales de China y su naturaleza de Estado determinan que la dirección del PCCh es la premisa primordial y la garantía fundamental para la cooperación multipartidista. Tanto el PCCh como los partidos democráticos actúan rigiéndose por la Constitución como norma fundamental y tienen sobre sí la responsabilidad de defender la dignidad de ésta y de asegurar su aplicación.
Partido Comunista de China
El Partido Comunista de China se fundó el 1 de julio de 1921. Desde el 1ro de octubre de 1949, fecha de la proclamación de la República Popular China, es el único partido gobernante del país. Es el representante de los intereses de todas las etnias de su pueblo y es, asimismo, el núcleo dirigente de la causa socialista de China. Al cierre de 2011, el PCCh tenía un total de 82.602.000 militantes y 4.027.000 organizaciones de niveles básicos.
Tras la proclamación de la República Popular China en 1949, el PCCh dirigió al pueblo de las diversas etnias en la superación de toda clase de dificultades, convirtiendo a la China semicolonial, semifeudal y extremadamente pobre y atrasada en un país socialista de prosperidad inicial. Por dirección del PCCh se entiende esencialmente la dirección en lo ideológico y en lo político. El Partido, concentrando la voluntad del pueblo, da forma a sus planteamientos y políticas, los cuales se transforman en leyes y decisiones estatales por medio de los procedimientos legales del Estado y a través de las decisiones de la Asamblea Popular Nacional. Las funciones del PCCh no reemplazan a las del gobierno dentro del sistema de dirección del Estado. El Partido actúa en la esfera prescrita por la Constitución y la ley, sin derecho alguno de trascender de ellas. Ante la ley, los militantes del PCCh son iguales a cualquier otro ciudadano.
El órgano central del PCCh es el Renmin Ribao (Diario del Pueblo), y su revista teórica es el Qiu Shi (Buscar la Verdad).
 Órganos dirigentes del Comité Central del PCCh El actual Comité Central fue definido en octubre de 2007 en el XVII Congreso Nacional del Partido Comunista de China. El actual Secretario General del Comité Central es Hu Jintao. Buró Político del Comité Central Miembros del Comité Permanente del Buró Político del Comité Central: Hu Jintao, Wu Bangguo, Wen Jiabao, Jia Qinglin, Li Changchun, Xi Jinping, Li Keqiang, He Guoqiang y Zhou Yongkang Miembros del Buró Político del Comité Central (por orden del número de trazos de los apellidos): Xi Jinping, Wang Gang, Wang Lequan, Wang Zhaoguo, Wang Qishan, Hui Liangyu (etnia hui), Liu Qi, Liu Yunshan, Liu Yandong (mujer), Li Changchun, Li Keqiang, Li Yuanchao, Wu Bangguo, Wang Yang, Zhang Gaoli, Zhang Dejiang, Zhou Yongkang, Hu Jintao, Yu Zhengsheng, He Guoqiang, Jia Qinglin, Xu Caihou, Guo Boxiong, y Wen Jiabao. Secretariado del Comité Central Secretarios: Xi Jinping, Liu Yunshan, Li Yuanchao, He Yong, Ling Jihua y Wang Huning Comisión Militar Central Presidente: Hu Jintao Vicepresidentes: Guo Boxiong y Xu Caihou Miembros: Liang Guanglie, Chen Bingde, Li Jinai, Liao Xilong, Chang Wanquan, Jing Zhiyuan, Wu Shengli y Xu Qiliang Comisión Central de Control Disciplinario Secretario: He Guoqiang Subsecretarios: He Yong, Zhang Huixin, Ma Wen (mujer), Sun Zhongtong, Gan Yisheng, Zhang Yi, Huang Shuxian y Li Yufu 
Partidos Democráticos
Estos partidos son ocho y participan en el poder, además del Partido Comunista de China, partido gobernante, en la parte continental del país. Ellos son el Comité Revolucionario del Kuomindang de China, la Liga Democrática de China, la Asociación para la Construcción Nacional Democrática de China, la Asociación para la Promoción de la Democracia de China, el Partido Democrático Campesino y Obrero de China, el Zhigongdang de China, la Sociedad Jiusan y la Liga de Autonomía Democrática de Taiwan.
Después de fundada la República Popular China, los partidos democráticos decidieron considerar el Programa Común, la Constitución y los principios generales de los Estatutos de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh) como su programa político, participaron activamente en la labor del poder político del pueblo y de la CCPPCh y desempeñaron un importante papel en la consolidación de la dictadura democrática popular, la feliz realización de la transformación socialista y el desarrollo acelerado de la construcción socialista. Luego de que el país entrara en el nuevo periodo de la modernización socialista, los partidos democráticos, cuya naturaleza cambió radicalmente, se han convertido en alianzas políticas de los trabajadores socialistas y los patriotas que apoyan el socialismo con quienes están en contacto. Son partidos amigos íntimos del PCCh y aceptan la dirección de éste y mantienen una cooperación total con el PCCh, para dedicarse juntos a la causa socialista. Los partidos democráticos participan activamente en la vida política del Estado y han hecho significativas contribuciones a la reforma, la apertura y la modernización socialista del país. Son una fuerza importante del frente único patriótico de China y, a la vez, una fuerza importante para salvaguardar la estabilidad y la unidad del país y promover la modernización socialista y la reunificación de la patria.
Breve Presentación de los Ocho Partidos Democráticos
Comité Revolucionario del Kuomindang de China: Fundado el 1 de enero de 1948 en Hong Kong por la fracción democrática del Kuomindang de China y otros demócratas patriotas, tiene organizaciones a nivel provincial en 30 provincias, regiones autónomas y municipios bajo jurisdicción central con la excepción de Taiwan y el Tíbet, así como más de 82.000 miembros y más de 4.000 organizaciones de base. Sus Presidentes anteriores fueron Li Jishen, He Xiangning (mujer), Zhu Yunshan, Wang Kunlun, Qu Wu, Zhu Xuefan, Li Peiyao y He Luli (mujer), sucesivamente. El actual Presidente es Zhou Tienong.
Liga Democrática de China: Su predecesor es la Asociación de Camaradas para la Construcción Nacional Unificada, fundada en noviembre de 1939. En octubre de 1941 dio a luz el diario Guangming Bao en Hong Kong y, al mismo tiempo, emitió la declaración de constitución oficial. En septiembre de 1949 se rebautizó con su nombre actual y cambió el sistema de miembros corporativos por la solicitud individual para la admisión. La mayoría de sus militantes son intelectuales de alta y media categoría dedicados a la cultura, la educación, la ciencia y la tecnología. Al cierre del 2009, la Liga tenía más de 204.000 militantes, 30 organizaciones a nivel provincial y 404 organizaciones a nivel de municipio o distrito. Jiang Shusheng es el Presidente actual.
Asociación para la Construcción Nacional Democrática de China: Fundada el 16 de diciembre de 1945 en Chongqing, estaba compuesto principalmente de personalidades de los círculos económicos. Hoy tiene organizaciones en 30 provincias, regiones autónomas y municipios bajo jurisdicción central y ciudades grandes y medianas del país. Sus militantes suman más de 110 mil y la gran mayoría son personalidades representativas de los círculos económicos y otros sectores. El actual Presidente es Chen Changzhi.
Asociación para la Promoción de la Democracia de China: Fundada el 30 de diciembre de 1945 en Shanghai, se compone principalmente de intelectuales representativos dedicados a la educación, la cultura, la edición, la ciencia y la tecnología. En la actualidaad, tiene organizaciones locales en 29 provincias, regiones autónomas y municipios bajo jurisdicción central, 313 organizaciones a nivel de municipio o distrito, 5.548 organizacionds de niveles básicos y más de 108 mil militantes. Yan Junqi (mujer) es la Presidenta actual.
Partido Democrático Campesino y Obrero de China: Se fundó en agosto de 1930 y es uno de los más antiguos de los ocho partidos democráticos. Predominantemente, acepta por militantes a intelectuales de alta y media categoría dedicados a la medicina, farmacia y sanidad que viven en las ciudades grandes y medianas y que son representativos. Hoy día, tiene organizaciones territoriales en 30 provincias, regiones autónomas y municipios bajo jurisdicción central del país salvo Taiwan y el Tíbet y más de 102 mil militantes. El Presidente actual es Sang Guowei. El órgano central es la revista Foro de Progreso.
Zhigongdang de China: A propuesta de la Oficina General del Zhigongdang de América, una organización de chinos residentes allí, se fundó en octubre de 1925 en San Francisco, Estados Unidos. Se compone principalmente de personalidades de las capas alta y media de los chinos repatriados y familiares de chinos de ultramar. En la actualidad tiene 18 organizaciones de nivel provincial, una organización de subordinación inmediata al Comité Central, 129 organizaciones municipales y más de 30 mil militantes en todo el país. El actual Presidente es Wan Gang.
Sociedad Jiusan: Sucesora del Foro de Democracia y Ciencia, tomó el nombre actual el 3 de septiembre de 1945 en celebración de la gran victoria de la guerra de resistencia al Japón y de la guerra antifascista mundial y, luego, se constituyó oficialmente el 4 de mayo de 1946. La mayoría de sus militantes son intelectuales de alta y media categoría dedicados a la ciencia y la tecnología. A medida del progreso de su labor, la Sociedad se ha desarrollado considerablemente en lo organizativo. En la actualidad tiene 30 organizaciones a nivel provincial, 274 organizaciones a nivel de municipio bajo jurisdicción provincial y 22 organizaciones a nivel de municipio distrital en todo el país, salvo Taiwan y el Tíbet. Entre sus 106.700 militantes, el 61,2% son profesionales de alta categoría. Y entre ellos hay 104 miembros del Comité Nacional de la CCPPCh, 70 diputados a la APN, 19 vicepresidentes de comités provinciales de la CCPPCh, cuatro vicepresidentes de comités permanentes de asambleas populares provinciales, y cuatro vicegobernadores o teniente alcaldes de municipios bajo jurisdicción central. Además, 150 militantes fueron o son miembros de la Academia China de Ciencias (miembros del Departamento de Ciencias) o miembros de la Academia China de Ingeniería.
Sus Presidentes anteriores fueron Xu Deheng, Zhou Peiyuan, Wang Ganchang y Wu Jieping, sucesivamente. El Presidente actual es Han Qide. Su revista es Democracia y Ciencia.
Liga de Autonomía Democrática de Taiwan: Compuesta de compatriotas de la provincia de Taiwan que viven en la parte continental, se fundó el 12 de noviembre de 1947 en Hong Kong. El Comité Central de la Liga se trasladó a la parte continental del país en 1949 para quedarse en Shanghai y, luego, en 1955, se mudó a Beijing. La mayoría de sus militantes trabajan en la educación, la ciencia y tecnología, la medicina, la economía, el arte y la literatura, la prensa y la edición, y mantienen amplios contactos y profundos sentimientos con sus compaisanos que viven en la isla de Taiwan y con los que residen en ultramar. En la actualiad la Liga tiene organizaicones a nivel provincial en 13 provincias y municipios bajo jurisdicción central. Lin Wenyi (mujer) es su Presidente actual.
submitted by lulydelmar1 to podemos [link] [comments]


2016.06.06 15:01 ShaunaDorothy Los obreros deben barrer con los principitos y líderes del PCCh - Por qué China no es capitalista - China: cáncer burocrático carcome al estado obrero (Junio de 2014)

Espartaco No. 41 Junio de 2014
El pasado noviembre, Zhou Yongkang, antiguo miembro del Buró Político del Partido Comunista Chino (PCCh), fue puesto bajo arresto domiciliario como parte de una investigación por corrupción. Como dirigente del aparato de seguridad chino, antes de su retiro Zhou supervisaba un departamento gubernamental con un presupuesto enorme. Después de que a su familia y asociados se les confiscaran bienes con valor de 14 mil 500 millones de dólares, el New Yorker (2 de abril) observó: “los servidores públicos chinos y sus asociados han acumulado una reserva mayor que todo el producto interno bruto de Albania”.
El 31 de marzo, el teniente general Gu Junshan, quien previamente fuera jefe adjunto del Departamento General de Logística del Ejército de Liberación Popular, fue indiciado por soborno, peculado y abuso de poder. Gu ha sido acusado de usar su control sobre la distribución de contratos de vivienda, infraestructura y suministros para las fuerzas armadas de China —que cuentan con 2.3 millones de efectivos— para hacer para sí y para su familia una fortuna, que incluye bienes raíces, obras de arte y artículos de lujo como una estatua de oro puro del presidente Mao, fundador de la República Popular China.
El 19 de abril, Song Lin, director de Recursos de China, fue cesado por acusaciones de haber malversado mil 600 millones de dólares en fondos, aceptado sobornos y haber lavado dinero a través de su amante, una de las banqueras de inversiones de alto rango de la oficina en Hong Kong del banco suizo UBS. Recursos de China es una de las mayores empresas estatales del país, con bienes que valen más de 120 mil millones de dólares.
Éstos son sólo unos cuantos ejemplos escogidos de la corrupción masiva que tiene lugar en la cima del estado obrero que se estableció con la Revolución China de 1949. Mientras los altos burócratas del PCCh siguen enriqueciéndose, muchos de sus descendientes han convertido su posición social privilegiada en lugares entre la élite empresarial. En una investigación sobre los descendientes de los altos funcionarios del PCCh en 2012, Bloomberg News rastreó las fortunas de 103 herederos de los “Ocho Inmortales” del PCCh que llegaron al poder político en el periodo que siguió a la muerte de Mao en 1976. De estos “principitos”, 43 se han vuelto capitalistas en el espacio que abrieron las “reformas de mercado” del régimen, obteniendo la propiedad privada de fábricas, firmas de inversión y proyectos inmobiliarios. Algunos lanzaron empresas conjuntas con compañías extranjeras; otros aceptaron puestos ejecutivos en bancos de inversión extranjeros.
Bloomberg señala que “el estilo de vida de algunos miembros de la tercera generación sigue al de la clase acomodada global, la gente con la que estudiaron en internados suizos, británicos y estadounidenses” (“Heirs of Mao’s Comrades Rise as New Capitalist Nobility” [Herederos de los camaradas de Mao surgen como nueva nobleza capitalista], 26 de diciembre de 2012). Tras haberse codeado en las escuelas y universidades de élite con los descendientes de gobernantes capitalistas de Estados Unidos y Europa, los principitos se posicionaron para servir como intermediarios del imperialismo mundial en China. Esto no le pasó por alto a JPMorgan Chase y otros grandes bancos de inversión estadounidenses, que recibieron algo de mala publicidad en EE.UU. por contratar parientes de funcionarios chinos bien conectados con el fin de abrirse puertas para sus inversiones en la China continental.
El derrocamiento del dominio capitalista en 1949 sentó las bases de una economía planificada y colectivizada que produjo enormes conquistas sociales para las masas obreras y campesinas. Pero esa revolución, llevada a cabo por un ejército guerrillero campesino, estuvo deformada desde su origen por el dominio de la burocracia del PCCh, que tomó como modelo a la Unión Soviética bajo Stalin. Más de seis décadas después, el cáncer burocrático carcome cada vez más el tejido del estado obrero, fomenta una base nacional para la contrarrevolución y mina la defensa de China frente a Estados Unidos, Japón y otras potencias imperialistas.
¡Defender a China! ¡Por la revolución política obrera!
La mayoría de los izquierdistas toman el desarrollo de una clase de empresarios burgueses y de una pequeña burguesía urbana acomodada en la China continental, así como la sempiterna corrupción entre los funcionarios del PCCh, como pruebas de que China ha vuelto al capitalismo. Expresando una pregunta que nuestros camaradas escuchan con frecuencia, un lector de WV nos escribió el año pasado: “Ustedes de la Spartacist League tienen a China por un estado obrero deformado y la consideran como no capitalista. Explíquenme por qué China, un ‘estado socialista’, tiene un índice de Gini tan alto, superior al de decenas de países capitalistas”. Frecuentemente usado por los economistas burgueses, el índice de Gini mide el grado de desigualdad en los ingresos o en los gastos de consumo de países particulares.
China no es una sociedad capitalista. Existe, ciertamente, una incipiente clase capitalista, ligada a los imperialistas por sus intereses económicos y a muchos líderes del PCCh por lazos de sangre. Si bien esta capa plantea un grave peligro potencial de restauración capitalista, no tiene el poder estatal. China sigue siendo un estado obrero burocráticamente deformado similar al antiguo estado obrero degenerado soviético, así como a los actuales Vietnam, Cuba, Corea del Norte y Laos. Todas estas sociedades estuvieron o están basadas en formas de propiedad colectivizadas.
La burocracia estalinista no es una clase —es decir, un estrato social con su propia relación única con los medios de producción— sino una casta parasitaria que ocupa una posición inestable en la cima del estado obrero. En China, muchos funcionarios del PCCh se aprovechan de sus posiciones administrativas, desviando fondos y recibiendo regalos a cambio de favores y funcionando como intermediarios de los imperialistas. Pero hay momentos en que la burocracia se ve obligada a defender al estado obrero a su manera, ya sea con el fin de mantener sus propios privilegios o para prevenir una revuelta de la clase obrera.
El estado controla el comercio exterior y regula los mercados de capital y las divisas, al determinar los créditos de acuerdo a cuotas y no de acuerdo al mercado. El núcleo de la economía sigue colectivizada, pues las empresas estatales controlan el 90 por ciento de los activos en petróleo, electricidad, comunicaciones y otros sectores clave. En cada compañía privada, incluyendo las operaciones de propiedad extranjera, hay una célula del PCCh con la facultad de vetar decisiones. Si bien el gobierno le ha abierto mucho la puerta a la inversión capitalista y a las fuerzas del mercado, mantiene estrictos controles sobre la clase capitalista, que no puede formar partidos políticos y está sometida a una estricta censura. Esto, desde luego, también se aplica a la clase obrera: el PCCh vería su legitimidad desafiada por el desarrollo de todo movimiento obrero fuera de su control.
Pese a su deformación burocrática, el estado obrero chino demuestra la superioridad de la economía colectivizada sobre la producción capitalista por ganancia. En poco tiempo, la Revolución China de 1949 llevó a inmensas conquistas para los obreros, los campesinos, las mujeres y todos los desposeídos. Desde entonces, China ha pasado de ser un país campesino y atrasado a uno mayoritariamente urbano y capaz de poner un vehículo explorador en la Luna. Pese a la gran brecha entre los burócratas ricos y los principitos por un lado y la clase obrera y los campesinos por el otro, más de 600 millones de personas han salido de la pobreza en las últimas tres décadas. Hoy, la población come en promedio seis veces más carne que en 1976 y 100 millones de personas han cambiado la bicicleta por el automóvil. Tras haber acabado con la atención médica garantizada en nombre de las “reformas de mercado”, el régimen ha gastado el equivalente a 180 mil millones de dólares en mejorar la atención médica desde 2009. Ahora, el 99 por ciento de la población rural, incluyendo a los trabajadores migrantes, tiene acceso a un seguro médico básico.
Compárense estas conquistas con la indescriptible miseria y desesperación que definen la vida de cientos de millones de pobres urbanos y rurales en la India: ésa es la respuesta resumida a todos los que se reivindican socialistas y retratan a China como capitalista o en el camino a serlo. También es un argumento poderosamente claro a favor de nuestro programa trotskista de defensa militar incondicional de China y los otros estados obreros deformados frente al imperialismo y la contrarrevolución interna.
Sólo en el último trimestre, mientras el mundo capitalista seguía estancado, la economía china se expandió en un 7.4 por ciento, que se suma a muchos años de notable desarrollo. Sin embargo, el explosivo crecimiento económico de China, por impresionante que sea, no es augurio de un progreso constante hacia el socialismo —una sociedad de abundancia material basada en el nivel más alto de tecnología y recursos—. La modernización y el desarrollo generales de China, incluyendo a sus áreas rurales, exigen la ayuda de la revolución proletaria en los países capitalistas avanzados, que preparará la escena para una economía socialista globalmente integrada y planificada. La burocracia del PCCh, cuyo programa se basa en el dogma estalinista nacionalista de construir el “socialismo en un solo país”, siempre se ha opuesto a esta perspectiva.
Hoy, los voceros del PCCh afirman que China ha avanzado mucho en el camino de convertirse en una “superpotencia” económica global para mediados del siglo XXI. Esta opinión pasa por alto las vulnerabilidades de China en su relación con el mercado capitalista mundial y la implacable hostilidad de las burguesías imperialistas, empezando por la clase dominante estadounidense. Además, ignora la inestabilidad interna de la sociedad china. Con una enorme brecha entre los corruptos funcionarios públicos, los empresarios capitalistas y la pequeña burguesía privilegiada, por un lado, y los cientos de millones de proletarios —de empresas tanto estatales como privadas— y campesinos pobres por el otro, China lleva años experimentando un alto nivel de huelgas y luchas sociales contra las consecuencias del mal gobierno burocrático.
Este fermento señala al potencial de una revolución política proletaria que barra con el régimen estalinista y lo remplace por un gobierno de consejos (soviets) obreros y campesinos. Como escribió en 1938 el líder bolchevique León Trotsky en el Programa de Transición —documento programático fundacional de la IV Internacional— con respecto a la Unión Soviética: “o la burocracia se transforma cada vez más en órgano de la burguesía mundial dentro del Estado obrero, derriba las nuevas formas de propiedad y vuelve el país al capitalismo; o la clase obrera aplasta a la burocracia y abre el camino hacia el socialismo”.
Parásitos y principitos
La burocracia del PCCh está sometida a enormes contradicciones. Aunque resguarda celosamente sus privilegios, no es dueña de los medios de producción ni dispone de los métodos de control social que posee una clase capitalista dominante. Su poder deriva de su monopolio político del aparato gubernamental. La explicación que dio Trotsky de las raíces materiales del régimen estalinista soviético en La revolución traicionada (1936) aplica con toda su fuerza a China:
“La autoridad burocrática tiene como base la pobreza de artículos de consumo y la lucha de todos contra todos que de allí resulta. Cuando hay bastantes mercancías en el almacén, los parroquianos pueden llegar en cualquier momento; cuando hay pocas mercancías, tienen que hacer cola en la puerta. Tan pronto como la cola es demasiado larga se impone la presencia de un agente de policía que mantenga el orden. Tal es el punto de partida de la burocracia soviética. ‘Sabe’ a quién hay que dar y quién debe esperar”.
Observando que la apropiación por parte de la burocracia “de una inmensa parte de la renta nacional es un hecho de parasitismo social”, Trotsky escribió:
“Al desarrollar las fuerzas productivas —al contrario del capitalismo estancado—, ha creado los fundamentos económicos del socialismo. Al llevar hasta el extremo —con su complacencia para los dirigentes— las normas burguesas del reparto, prepara una restauración capitalista. La contradicción entre las formas de la propiedad y las normas de reparto no puede crecer indefinidamente. De manera que las normas burguesas tendrán que extenderse a los medios de producción, o las normas de reparto tendrán que concederse a la propiedad socialista”.
Como ocurría en la URSS de Stalin, si bien los burócratas del PCCh y su progenie de principitos se alimentan de los recursos públicos, se ven limitados por las restricciones legales a la riqueza privada. Ilustrando un aspecto de este fenómeno, el Financial Times (28 de noviembre de 2012) escribió: “El que los derechos de propiedad no se puedan dar por sentados ha hecho que se vuelva un problema la fuga de capital”, incluyendo dinero desviado a paraísos fiscales extranjeros. Otro conducto es canalizar fondos a través de familiares que viven en el exterior. Según un informe interno del Departamento de Organización del PCCh, el 76 por ciento de los altos ejecutivos de las 120 principales compañías estatales chinas tienen familiares inmediatos que viven en el extranjero o tienen pasaportes extranjeros. En una columna del New York Times (11 de mayo), el autor chino Yu Hua informó cómo los funcionarios corruptos tienden a esconder su dinero en lugar de ponerlo en el banco, por miedo a ser descubiertos. Entre los casos famosos está el de uno que escondió 25 millones de yuanes en cajas de seguridad, otro que escondió efectivo en cajas de cartón en el baño de su departamento y un tercero que usó un árbol hueco, una letrina y otros lugares.
De las 500 protestas, disturbios y huelgas que, según se calcula, tienen lugar cada día en China, muchos tienen por detonante la rabia contra funcionarios que lucran haciendo profesión de fe de ideales comunistas. Una de las respuestas del régimen ha sido encubrir el grado en que los recursos del estado obrero se han desviado para beneficio de estos parásitos. En su investigación de 2012, Bloomberg señaló que los controles estatales sobre los medios de comunicación e Internet ayudan a ocultar de la vista los negocios de burócratas y principitos, mientras los documentos oficiales oscurecen a los culpables usando múltiples nombres en mandarín, cantonés e inglés. Como vocero del capital financiero, Bloomberg News sabe bien que esas prácticas no son nada comparadas con el saqueo que llevan a cabo las clases dominantes de los países capitalistas, como hace unos años, cuando cientos de miles de millones de dólares se destinaron a los patrones corporativos de compañías automotrices y bancos en quiebra en EE.UU.
Tras tomar posesión en 2013, el presidente chino Xi Jinping lanzó una campaña para “limpiar a fondo” la corrupción del PCCh. Según la Inspección de la Comisión Central de Disciplina del PCCh, más de 180 mil funcionarios del partido fueron castigados por corrupción y abuso de poder el año pasado, y 31 líderes importantes están siendo investigados. Aquí sin duda las maniobras políticas cumplen un papel: el funcionario purgado Zhou Yongkang es un conocido adversario fraccional de Xi, y en el PCCh hay una tradición que se remonta a Mao de usar campañas anticorrupción para deshacerse de rivales.
El gobierno de Xi también quiere ayudar a estabilizar la sociedad china moderando los despliegues ostentosos de riqueza y privilegios. Su campaña ha incluido un ataque contra el gasto suntuario. En enero se cerraron los clubes exclusivos que operaban en parques públicos de Beijing, Hangzhou, Changsha y Nanjing, con una declaración oficial que afirmaba: “Los edificios deben usarse para darle servicios al público en general, y no a unos pocos privilegiados” (Xinhua, 17 de enero). Se le ha prohibido a los funcionarios ofrecer banquetes ostentosos y los autos de lujo ya no pueden llevar placas militares. Una campaña como ésta sería sencillamente inconcebible en Estados Unidos, donde el “derecho” de la clase dominante capitalista a su riqueza obscena, y a disponer de ella a voluntad, está consagrado en la ley.
Un énfasis particular de la campaña anticorrupción de Xi ha sido el modo en que el desperdicio, el fraude, el nepotismo y la compraventa de grados daña la efectividad militar. Al poco tiempo de tomar posesión, Xi atribuyó en parte el colapso de la Unión Soviética a la pérdida de control de las fuerzas armadas por parte del Kremlin bajo Mijaíl Gorbachov. La limpieza de Xi ha incluido medidas contra el soborno, auditorías y sesiones de crítica; grandes simulacros para mejorar la “disposición a la batalla”; y planes polémicos para reformar la anquilosada y obsoleta estructura del ejército.
Al defender a China, apoyamos el desarrollo de un ejército efectivo y avanzado. Sin embargo, el propio Xi es el dirigente del régimen burocrático que pone en peligro al estado obrero en su utópica búsqueda de una “coexistencia pacífica” con el imperialismo. Los imperialistas no aspiran más que a derrocar la República Popular China y a reconquistar el territorio continental para explotarlo ilimitadamente. Para ello recurren a presiones tanto económicas como militares, como lo ejemplificó el “pivote” asiático del gobierno de Obama y las provocaciones militares de Estados Unidos y Japón en el Mar Meridional de China.
El espectro de Tiananmen
En el momento de su revolución, China era cualitativamente más pobre y atrasada aun que la Rusia zarista cuando los bolcheviques dirigieron una revolución obrera en octubre de 1917. Bajo la dirección de Lenin y Trotsky, los bolcheviques sabían que semejante atraso sólo podría superarse si la revolución se extendía a los países industriales avanzados. Este entendimiento le es completamente ajeno a la perspectiva estalinista del “socialismo en un solo país”, una ideología falsa que la burocracia del PCCh, de Mao Zedong a Xi Jinping, ha compartido.
La desigualdad en China empezó a crecer rápidamente tras la Revolución Cultural de Mao, una amarga lucha intraburocrática lanzada en 1966 que sumió en el caos la vida económica y social del país. Tras haberse beneficiado de la ayuda soviética durante la década que siguió a la Revolución de 1949, China empezó a buscar cada vez más autarquía económica cuando las burocracias china y soviética se enfrentaron. Para principios de los años setenta, Beijing había entablado una alianza traidora con el imperialismo estadounidense contra la Unión Soviética, a la que Mao fustigaba como “socialimperialista”.
Manteniendo sus propios privilegios, la burocracia bajo Mao promovió un modelo de “igualitarismo”, que equivalía a la necesidad generalizada entre las masas, basado en la todavía atrasada base industrial china. Cuando tomaron las riendas tras la muerte de Mao, los Ocho Inmortales, dirigidos por Deng Xiaoping, recurrieron al látigo del mercado para aumentar la productividad económica. Con la invitación a las empresas imperialistas occidentales y japonesas, así como las empresas chinas del exterior, a invertir en sectores designados del territorio continental, la economía se recuperó, pero al costo de una desigualdad muy profundizada y del crecimiento de las fuerzas procapitalistas al interior de China.
Hace 25 años, la ira popular contra la inflación, la corrupción de los funcionarios, el surgimiento de los principitos y el asfixiante control político de la burocracia estalló en protestas masivas centradas en la Plaza Tiananmen en Beijing. En abril de 1989, un grupo de estudiantes de la Universidad de Beijing dejaron en la plaza una corona de flores en honor de Hu Yaobang, quien había muerto poco antes y era considerado relativamente abierto a las protestas estudiantiles y uno de los pocos funcionarios del PCCh que no era corrupto. Para el momento del funeral de Hu una semana después, se había reunido una masiva protesta estudiantil que comenzaba a atraer contingentes obreros. Si bien sectores de los manifestantes estudiantiles deseaban una democracia capitalista estilo occidental, las protestas estuvieron dominadas por el canto de La Internacional —el himno del proletariado internacional— y otras expresiones de conciencia prosocialista. Las protestas se transformaron en un torrente masivo de la clase obrera en contra de la burocracia y los efectos de sus “reformas de mercado”.
Durante casi dos meses, el gobierno fue incapaz de contener las protestas, que se convirtieron en una revolución política incipiente. Los obreros organizaron sus propias guardias de defensa. Incluso la policía se unía a las manifestaciones, un claro reflejo de la diferencia de clase entre un estado obrero y un estado capitalista. La primera unidad del ejército convocada para aplastar las manifestaciones se negó a hacerlo conforme los obreros fraternizaban con los soldados. No sólo los conscriptos, sino también los oficiales de carrera e incluso algunos dirigentes del régimen se pusieron de parte de los manifestantes: un indicio de la naturaleza de la burocracia como una casta frágil. El régimen finalmente encontró unidades leales y las usó para aplastar el levantamiento, con la masacre, especialmente de trabajadores, que tuvo lugar en Beijing los días 3 y 4 de junio. En protesta, estallaron huelgas masivas y el tumulto se extendió al menos a 80 ciudades a lo largo de China.
Lo que faltó decisivamente en mayo-junio de 1989 fue un partido obrero genuinamente comunista —es decir, leninista-trotskista— que luchara por dirigir a los obreros al poder político. Al reconquistar el control, la burocracia no atacó principalmente a los estudiantes, sino al proletariado. A los obreros arrestados se les hizo desfilar por las calles y muchos fueron fusilados.
Corrupción, lucro, represión política, desigualdad: 25 años después, los males que llevaron a estudiantes y obreros a protestar en masa han vuelto con fuerza renovada. Al mismo tiempo, el crecimiento económico ha integrado nuevas capas de la población a la clase obrera. Los migrantes del campo han afluido a los empleos de la industria ligera y manufacturera en áreas urbanas, donde sufren una discriminación sistemática. Mientras tanto, la renovada inversión en la industria estatal ha fortalecido la posición de los obreros de ese sector. Debido a la lucha combativa de los obreros y la escasez de mano de obra, los salarios han aumentado dramáticamente. En una muestra reciente de combatividad obrera, diez mil empleados de la fábrica de calzado Yue Yuen, en la ciudad meridional de Dongguan estallaron una huelga el 14 de abril exigiendo que la compañía taiwanesa pague los montos completos de seguridad social y compensación de vivienda que manda la ley. Tras una combinación de promesas y represión por parte de la compañía y el gobierno, los obreros volvieron al trabajo.
La devastación que trajo consigo la contrarrevolución capitalista en la Unión Soviética y Europa Oriental no le pasó desapercibida al proletariado chino, que tiene el poder y el interés objetivo de barrer con el mal gobierno burocrático. Como escribimos en “Las ‘reformas de mercado’ en China: Un análisis trotskista” (Espartaco No. 27, primavera de 2007):
“En algún punto, probablemente cuando los elementos burgueses de dentro y alrededor de la burocracia se movilicen para eliminar el poder político del PCCh, las múltiples tensiones sociales explosivas de la sociedad china harán estallar en pedazos la estructura política de la casta burocrática gobernante. Y cuando eso pase, el destino del país más poblado de la Tierra será planteado agudamente: ya sea por una revolución política proletaria que abra el camino al socialismo o el regreso a la esclavitud capitalista y la subyugación imperialista”.
La victoria de los obreros en ese conflicto requerirá la dirección de un partido obrero revolucionario, sección china de una IV Internacional reforjada.
http://www.icl-fi.org/espanol/eo/41/china.html
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]